Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘corrupción’

Aquí voy, sentada en un tranquilo tren con destino Sevilla. Un finde fantástico en Córdoba– la Noche Blanca de flamenco, un puntazo. Cansada aún por las poquitas horas de sueño de estos últimos días, pero muy contenta por las sensaciones vividas. Como siempre, en cada escapada vivimos momentos muy especiales, porque nuestras clientas son un regalo, nunca me canso de decirlo.

Tengo muchas ganas de seguir creciendo, que esta crisis pase y toda esa gente que desea venir a nuestras escapadas pueda hacerlo porque de nuevo tengan un trabajito o no tengan que mantener a un familiar parado en estos tiempos extraños.

Porque esta crisis pasará, como siempre. Hemos pasado por guerras, toda clase de enfermedades y aquí seguimos, no nos hemos extinguido. Hemos aprendido muy poco de los errores pasados, pero debe ser una cuestión genética esta incapacidad del ser humano para aprender de lo vivido. Aún así, seguimos.

A diferencia de otras épocas o de otras latitudes, esta crisis sobre todo es un golpe de realidad ante unos años de locura colectiva. Aunque la solución al consumo histérico de estas últimas décadas no es dejar de consumir radicalmente, para nada. La respuesta pasa por ser más responsables. Pero todos y todas. Muchas veces nos quejamos del paro que nos rodea pero luego consumimos sin querer saber por qué un producto traído de la otra punta del planeta es más barato que el elaborado a 20 km de casa. Lo queremos todo: cobrar como suecos y pagar sólo el salario de un semi-esclavo oriental mirando para otro lado. Tener el estado del bienestar de Noruega pero pagar los impuestos de una república bananera. Tener unos servicios públicos de calidad pero aprovecharnos todo lo posible del sistema. Vivir en el primer mundo pero con los conocimientos tecnológicos, culturales y lingüísticos de paises alejados del desarrollo. Ganar mucho como empresarios, pero invertir poco o nada en nuestro entorno. Y así, queridos y queridas, no se puede. Esto peta. Como ha pasado. Está claro que los trileros de la bolsa y de la banca se han pasado con la partida, pero el problema de España es más de fondo. Y no sólo se debe a la corrupción endémica, al amiguismo que evita la selección natural del mejor por el mejor enchufado, aunque sea un inepto, o a una universidad estancada en el Siglo de Oro. El problema de fondo nos afecta a todos y todas. A nuestro concepto colectivo del triunfo basado en el éxito fácil, de la picaresca que llevamos en nuestro ADN. Es nuestro cáncer como país y es lo que deberíamos y podemos cambiar. Día a día, gesto a gesto. El día que este país valore a todas esas personas que aportan conocimiento, respuestas, riqueza, valores por encima de dionis, belenes esteban, marios conde, pachulis, grandes hermanos y compañía. El día que este país haga sitio a todos esos cerebros brillantes que un día salieron de España para crecer pero que ya no pueden volver, porque no les dejamos. El día que este país señale con el dedo y deje de admirar a quien enchufa, a quien pasa sobres llenos de dinero por debajo de la mesa o regala bolsos y trajes de lujo a cambio de privilegios administrativos, a quien se forra cobrando en negro. Ese día, ese día estaremos preparados para crecer de verdad, no como una falla de cartón piedra o un bizcocho.

Mientras tanto, no perdamos la fe y sigamos trabajando por esa sociedad que queremos y podemos construir entre todos y todas. Porque de igual modo que esta tierra ha parido monstruosidades como la Inquisición o la perdición de la picaresca, también ha dado a luz a genios de todos los colores. Somos un gran país, plural, diverso. Claro que podemos.

Read Full Post »

Cómo anda el patio por estas tierras españolas… Cosas que pasan cuando Cenicienta le coge el gusto a la vida de rica y hace lo que sea para que su encantamiento dure todo lo posible. Esa es España en este 2010: la que se mira al espejo después de muchos años de estar encantada, viviendo una realidad ficticia. De rápidos beneficios, de pelotazos de todo tipo, de dinero que corría de un lado a otro, histérico. La España del enchufe infinito, la que no premia al mejor, sino al mejor colocado.

Esta crisis que vivimos en España es producto de una bola aún mayor, pero la particularidad española tiene mucho que ver en el modo en que se ha gestionado este país en las últimas décadas. Cuánta gente quería ser Cenicienta en su noche mágica. Qué duro era volver a ser nadie. Y por ir en calabazas Audi, lo que fuera. Al precio que fuera.

Hoy vemos un nuevo episodio de corrupción en el partido que se rasgaba las vestiduras a finales de los 90 por los casos de corrupción en el seno del PSOE. Escandalosas cifras de gente destacada que se ha metido en política para algo más que gestionar el bien común.  Gente que en gran medida es responsable de haber promovido todo un estilo de gobernar absolutista, nepotista, lleno de agujeros negros, relaciones extrañas, dinero público desaparecido. De pelotazos urbanísticos que consiguieron expandir la extraña fiebre de la Cenicienta que sólo quería vender el solar de sus abuelos, ir en Audi y comprar el televisor más grande del mercado, aunque no tuviera salón para meterlo. No estudiar, no reciclarse, no buscar nuevas líneas de negocio, no diversificar. España.

Hoy Cenicienta se mira al espejo, con la sensación de haber perdido mucho por el camino. Y con ella, toda una sociedad que ha despertado a base de paro, quiebras y EREs. Menudo batacazo. El dinero histérico se ha esfumado. Y como siempre, las hormiguitas que pasan de créditos imposibles y coches de ensueño, que pagan sus impuestos y no se enriquecen por arte de magia (ni les toca la lotería todos los años), son quienes nos sacarán adelante.

Porque las Cenicientas de Gürtel irán a la cárcel- o no. Algunas seguirán gobernando, porque la ignorancia o la complicidad son cosa difícil de erradicar en una sociedad sin cultura democrática como la nuestra. Pero todas disfrutarán de sus suculentos huesos escondidos en las largas noches de princesa encantada. A nuestra salud.

Con lo fácil que era mandar el cuento a tomar por saco… Pero la avaricia, ay, la avaricia.

Yo ya ni me altero. Miro hacia adelante, confiando en la buena gente que nos rodea, que es mucha. Asqueada, sí. Pero no desanimada. Mientras tenga fe en mi misma y en mi conciencia, razones tendré para no perder la esperanza.

Read Full Post »

La amistad es una de las cosas más importantes y necesarias de la vida. Ir más allá del vínculo familiar y generar grupos de apoyo, seleccionando en mayor o menor medida a quienes deseas tener a tu lado.

Yo, por mis amigos y amigas, esos que siempre están ahí en la tormenta y en la calma, haría casi lo que fuera por ellos. Y matizo el casi, porque hay cosas que no haría, fuera quien fuese.

Por ejemplo, últimamente en los medios hemos visto dos ejemplos vergonzosos de hasta dónde llegan algunos por sus amigos.

Por un lado, ser cómplice de una muerte. Creo que lo más duro del asesinato de la joven sevillana Marta del Castillo, además de su pérdida absurda, es lo que vino después. Cómo varios amigos del asesino, gente joven, le han ayudado a ocultar el crimen, distraer, engañar a toda su comunidad de una manera tremendamente cruel y elaborada. Asusta tamaña falta de empatía. Y más aún: cómo se multiplican los sociópatas en nuestra sociedad.

Por otro, tenemos el típico amiguismo, del que España es doctora Cum Laude. Es otro fenómeno exagerado de la lealtad al amigo por encima de normas, juramentos, principios. Incluso hemos creado una ciencia alrededor: el enchufismo. Gracias a esta lacra, gozamos de grandes cantidades de ineptos dirigiendo miles de empresas, puestos en la administración. Gente que por méritos no hubiera llegado ni a la esquina, pero que gracias a algo tan simple como la lealtad de amigos suyos con más poder, consiguen lo que quieren. Para mí es uno de los grandes cánceres que padece la economía española. Y no es coña. Si tuviera dinero me encantaría hacer un estudio para comprobar cuánto inepto hay y cómo consiguieron llegar a donde están.

Por lo pronto me quedo hoy con este titular que me ha puesto el almuerzo al revés en el estómago: “El 92% de los ingresos de la empresa del amigo de Castellano proceden del Consell”. Castellano es un alto cargo del PP valenciano que lleva años en las altas esferas del poder autonómico. Dando lecciones de cómo funciona la democracia en Valencia, sin duda. Dando lecciones a nuestra juventud sobre cómo amigo es sinónimo de amiguismo y cómo a una buena parte de la sociedad española, encima le da igual. Incluso más: sueña con que alguno de sus amigos llegue también ahí y le monte en el dólar.

Read Full Post »

Una de mis autoras favoritas es Marguerite Yourcenar. En homenaje, bauticé este blog con una de sus obras, El denario del sueño. Me encantaría volver a releerla, porque en su momento me fascinó.

Hoy, en lugar de una moneda que pasa de mano en mano podríamos hablar de Internet como hilo conductor que pone vidas en común y nos ayuda a entender un poco mejor cómo son nuestras existencias, cómo es el mundo que nos rodea.

E-mails que llevan noticias con sabor a pésame (este finde falleció el hijo, muy joven, de un señor que es bondad en estado puro: un dolor de espalda que era un cáncer fulminante). Con sabor a vida (el nacimiento de la hija de Isabel y Carlos, Elisa!!!qué ilusión más grande!).

Noticias que te recuerdan lo poco que hemos evolucionado los seres humanos en los últimos 3000 años, cómo nos mueven las mismas pasiones (sabia reflexión que nos aportó mi profesor de griego clásico en el Instituto), cómo seguimos funcionando como clanes, cómo seguimos sin entender qué es la democracia, la igualdad, la vida…

Hoy es lunes. Un lunes en el que siento cómo la vida se concentra en un solo punto, intenso, lleno de sensaciones dispares. Mi cuerpo se rebela un poco tras un finde de mani (¿querían acabar con las feministas de Valencia? Casi lo consiguen con ese recorrido improvisado), taller, limpieza, el Ros campeón de la copa de la reina, momentos deliciosos de sofá y tele, emociones y mucha profusión de líquidos nasales (cómo me ha costado dormir, ¿alergia o constipado?).

Un lunes en el que cansada y hormonal sigo mirando con ilusión esta vida tan curiosa, tan intensa. Sin perder la esperanza. Agradeciendo este sol, esta luz, esta oportunidad de seguir disfrutando, un día más, de este grandísimo regalo que es la vida. No dejemos que nos invada el pesimismo: observemos a quienes llevan curtida la piel de tantos abordajes. Fijémonos en lo que tenemos, soñemos y peleemos por lo que deseamos. Pero no malgastemos nuestra existencia añorando lo no vivido, mientras las fotografías de nuestro presente se llenan de polvo. Porque no hay regalo más grande que otras 24 horas de vida. No pierdas a alguien para darte cuenta.

Sé feliz.

Read Full Post »

Lo peor a estas alturas no es que estas tierras valencianas apesten a corrupción. Ni que quien va a juzgar al Presidente Camps sea amigo suyo (por él dicho el año pasado). Ni que Canal 9 evite este tema. Eso es el pan nuestro de cada día.

Lo peor es que la gente o no se lo cree o le da igual.

Que esto es un cortijo del PP es indudable. Son muchos años de mayorías absolutas. Y de absoluta a absolutismo hay pocos pasos para algunos equipos de gobierno. Las cosas que se ven en el día a día te demuestran que esto es un mundo aparte. Mucho populismo, mucho aparentar y disimular los desconchones, mucho invertir chorros incesantes de dinero público en proyectos que realmente benefician a unos pocos (pero no veas qué bonitos pa la foto) y que no se rentabilizan adecuadamente. Tratos de favor, amiguismos, férreo control mediático. Lo de Orange Market yo creo que no inmuta a nadie, porque quien vive aquí sabe lo que hay y decide en qué lado situarse. Sin ambages.

Por eso, lo más duro para mí es la reacción de la inmensa mayoría de la gente. Aunque vieran sangre correr por la acera, si Canal 9 dijera que es tinta, sería tinta y la millor del mon, per supost. El otro día, en una comida familiar, salió el tema de la imputación a Camps: todo era un montaje del PSOE. Aquí todo lo malo es culpa del PSOE. Si sólo te nutres de Canal 9, esa es la gran conclusión. Si nieva, si llueve más de lo debido, si se cae algo, si se muere alguien, … la culpa siempre es del PSOE. Así que la maquinaria de Canal 9 lo ha tenido fácil esta vez también: todo ha sido un montaje electoral. A ver qué se inventan para justificar que el proceso siga su curso.

Y peor aún es ver a esa gente que incluso reconociendo malas artes las apoyan. Que les da igual que el partido que reina aquí confunda lo público y lo particular (ay, cuántas experiencias hemos vivido en ese sentido: “esto no lo reparto yo porque pone a parir a mi partido y no me da la gana”).

Yo, llegada a este punto en que miro con envidia a otras latitudes, sólo pido que la gente reflexione. Si es feliz con las políticas del PP, me parece genial. La mayoría decide. Tan sólo les pido que por favor dejen de apoyar, aplaudir, consentir el nepotismo. Creo que otro Partido Popular es posible. Creo que quienes vivimos en esta tierra fabulosa lo merecemos. Ojalá todo esto sirva para limpiar tanta mierda y empezar otra forma de hacer las cosas, gobierne quien gobierne.

No sé si soy optimista, no sé si tengo razones para serlo.

Read Full Post »

Voy a mil, realmente no tengo tiempo para pasarme por este espacio que tanta paz me da. Pero hoy no puedo evitarlo: necesito expresar mi rabia.

Anoche estuvimos en la cama hablando hasta no sé yo qué hora, de los planes b, de los sueños (todo empezó porque nos pusimos a pensar que haríamos si nos tocaran los 100.000 euros que sortea Central Lechera Asturiana). Siempre que tocamos ese tema de las oportunidades me entra el desconsuelo de saber que me ha tocado nacer en un país fabuloso en muchas cosas, pero horrible a la hora de valorar a quienes emprenden. Aquí el que triunfa es quien consigue hacerse funcionario; a quien emprende se le mira con esta carita de “madre mía, la pobre” y se le desea suerte como si se dedicara a jugar al bingo.

Yo lo entiendo. No hay mala fe tras esas palabras sino el reflejo de una realidad: vivimos en una sociedad medieval, donde la sangre, el nepotismo es quien rige el destino de una localidad o región, cuales reyes de taifas o señores en sus castillos. Aquí no cotiza el conocimiento, el potencial, la capacidad, la valía sino el vasallaje y el ser primo, cuñada, hermano, sobrina de. Sobre todo en algunas regiones como la valenciana. Con sus mil y una historias de becarios hijos de (caso IVEX), el cortijo de Fabra (“Yo no sé la cantidad de gente que he colocado“, publica hoy El País-no dejen de leerlo) o el más reciente Orange Market donde en vez de seis empleados debían tener ciempieses pa llegar a tanta cosa adjudicada, entre muchos otras historias igual de despreciables.

Mi gran dilema es saber que he descartado varias oportunidades en otras latitudes que sí valoran, premian y animan a quienes emprenden, a quienes son creativos y críticos por quedarme en España. Sueño con que esta sociedad cambie y funcione de otra manera más justa e inteligente. Más democrática. Porque me gusta mi país. Sueño y peleo, aunque haya días en  los que miro al pasaporte demasiados segundos…

Read Full Post »

Qué a gusto me he quedado con esta intervención de Mónica Oltra, diciéndole a Camps lo que hay: que no está gobernando en este País Valenciano que es una falla perpetua. Ornamento por fuera, para alegrar los ojos, y cartón piedra por dentro. Manirrotos, malos gestores, esto ya es insoportable. ¡Cambio ya! Aunque sea por salud democrática. El nepotismo, la corrupción apesta tanto que vamos a tener que llevar mascarillas para poder aguantarlo (lo de los 100.000€ para que estrenaran James Bond en Valencia, con las arcas completamente vacías, que todo el que trabaja en la administración lo sabe, fue una gota más de este modo fantasioso de manejar las cuentas públicas). Y como bien dice Mónica Oltra, portavoz de Compromís, a ver si Fabra nos dice qué número va a salir este año, porque si no, mal andamos. Por cierto, vaya mosqueo se pilló Camps con los del PSOE por aplaudir la intervención de Oltra. Así nos va por aquí, nunca te aburres.

Read Full Post »

Older Posts »