Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘deporte’

Otro día seguiré escribiendo mis impresiones sobre el mercado del transporte aéreo y lo habitual que se ha convertido tener algún tipo de incidencia con los aparatos. Hoy prefiero comentar un aspecto de los Juegos Olímpicos y el análisis de las medallas.

¿Alguien se ha parado a pensar que la clave del éxito de China en las medallas de oro se la han dado sus mujeres deportistas? Miren el resultado final, porque para mí es revelador:

En oros, que se ve que es lo único que importa, China obtuvo 51 y EE.UU., 36. Pero veamos la cuestión género:

Oros para China: hombres, 24 ; mujeres, 27.

Oros para EE.UU.: hombres, 20; mujeres, 15.

¿Y España?

Oros para España: hombres, 4; mujeres, 0. (puesto 14)

Entre los 5 primeros, la paridad de género es bastante alta (en algunos, superan los hombres el medallero y en otros, son las mujeres las que consiguieron más medallas). Lo que a mí me hace llegar a una conclusión: si España pretende algún día ser una de las cinco potencias deportivas del mundo va a tener que hacer muchos deberes, sobre todo potenciando el deporte femenino. Algo que no se hace con 4 becas ADO, sino con un apoyo cotidiano al deporte base, a las competiciones de las ligas superiores. Promoción televisiva, más apoyo político y empresarial, más recursos para ir acompañando la vida de los deportistas- desde pequeños/as-, más opciones de que puedan ganarse la vida con su disciplina deportiva. Porque es muy difícil poder competir en la élite mundial con las condiciones de nuestros deportistas, sobre todo de las mujeres. Piensen en nuestras ligas absolutas femeninas de deportes populares como el baloncesto o fútbol. Veo más retransmisiones de partidos alevines de niños que de la liga de fútbol femenina. Y eso para mí es igual de revelador. Ni hablemos de aquellos deportes que no reciben promoción ( ¿el 90%?).

Menos pedirle nata a la vaca, y más currarse el día a día. Que las cosas no llegan solas. Y a nuestros deportistas, hombres y mujeres, felicidades por el trabajo hecho. A ver si no hace falta esperar cuatro años para que los medios de comunicación se acuerden de ustedes.

Read Full Post »

Qué emoción me ha dado ver a Gemma Mengual y a Andrea Fuentes con la medalla olímpica al cuello. ¡A ver si también hay suerte con la competición en equipo! Aunque no soy una seguidora cotidiana de la sincro, siempre que hay competición retransmitida me encanta verla. Y desde hace años siento un profundo respeto y admiración por Gemma. Mientras seguía la competición esta mañana me acordé de Paola Tirados, la anterior compañera de Gemma en la piscina. Estoy segura de que un trozo de ese metal va para ella también. Por fin las españolas lo han conseguido en las olimpiadas, y con una puntuación buenísima (sobre todo, la de esta mañana). Las rusas son un mundo, pero cada día están más cerca. Que esto siga así. Que cada día se valore y reconozca más el tremendo esfuerzo y calidad que hay que tener para ser una buena nadadora en sincronizada. Al menos Gemma ha contado con el apoyo de una marca para que promocione sus productos en los medios. Parece una tontería, pero no lo es. Potencia su imagen a la vez que es un reconocimiento mediático a su figura deportiva. Piensen cuántas deportistas españolas tienen ingresos por ahí, y les sobrarán muchos dedos… Aunque hay algunas propuestas que imagino pondrán de mala leche a más de una. Me estaba acordando del anuncio de Nuria Martínez de cierta chocolatina. ¿No les llama la atención el maromo que tiene al lado (a quien le tira la sandía)? No es casualidad, ni mucho menos. El rollo “ella es deportista pero hetero” es una obsesión para muchos directivos, periodistas, publicistas… Sobre todo en disciplinas tradicionalmente masculinas. Tomé una clase hace años sobre asuntos gay-lésbicos en el deporte y esto es algo que vimos constantemente en el deporte femenino. Debe ser de los pocos sitios donde la presunción de lesbianismo sea dominante (tiene su explicación, pero lo dejamos para otro día). Y por ello- aunque sea igual de absurdo que presuponer que todas las mujeres son heterosexuales- en el mundo del deporte están obsesionados con demostrar que las deportistas no son lesbianas. Seas hetero, lesbi o bi, de cara a los medios y a los aficionados, serás hetero. A menos que las propias deportistas den un paso y se animen a salir del armario. Porque ni todas son lesbianas, ni todas son heteros. Poco a poco va pasando (en Pekín hay cuatro lesbianas visibles). A ver si las españolas se animan también a quemar el armario. Algo que sería fantástico.

Read Full Post »

Mañana, a las 16:15, a animar a las chicas. Cuartos contra Rusia. Por supuesto que pueden ganar. Porque son muy buenas y ya les han ganado en otras ocasiones. Y lo mejor, que la cantera del basket español sigue prometiendo. Ayer, las chicas de la selección sub-16, campeonas de Europa. Sólo hace falta más apoyo económico, mediático, político y social, para hacer justicia a la calidad del basket femenino español. Bueno, y un poquito de suerte genética, que esto de la altura es lo que tiene.

¡Cómo enganchan los juegos, por favor! No haría otra cosa. Felicidades a Leire Olaberría, por ese bronce. Aunque sólo hable de las chicas de basket, me encanta ver y disfrutar de todas las modalidades deportivas. Mujeres, hombres, españoles o no. Respeto profundamente a la gente luchadora, constante. Y en una competición así, puedes intuir sacrificio, dedicación y fe en la superación a raudales. Desde pequeña me ha encantado el deporte. Aunque por cuestiones del destino no puedo practicarlo, me sigue fascinando observar el que hacen los demás. ¡Envidia sana!

Read Full Post »

Podría quedarme con la alegría de las victorias de hoy de los deportistas españoles (Rafa Nadal, Virginia Ruano, Anabel Medina, Iker Martínez, Xabi Fernández, Gervasio Deferr), o con la derrota aplastante de las chicas del basket (¡a por las rusas!!!!!!!). Pero prefiero quedarme con la actitud de Marta Domínguez. Una lección fabulosa que ayuda a explicar por qué la competición deportiva puede llegar a ser tan especial. Justo mientras luchaba por puestos de medalla en los 3000 obstáculos, tropezó y cayó, mareada. Tuvo que abandonar. Nos dolió el golpe aquí en casa. Pero en vez de venirse abajo, sonrió mientras hablaba con el periodista de TVE. Así es la vida, y a seguir peleando. Menuda lección. Estas son las cosas que me enganchan al deporte.

Y la felicidad de ver que por unos días las secciones de deportes- de El País, sin ir más lejos- hacen honor a su nombre. Diferentes disciplinas, hombres, mujeres… ¿Por qué no puede ser así el resto del año?

Read Full Post »

Hoy me gustaría comentar dos anécdotas que para mí dicen mucho sobre el deporte español. La primera, explica por qué en natación somos tan malos:

“Sinceramente lo mejor es entrenar fuera de España. Voy a hacer lo posible para poder ir fuera a entrenarme. No porque en España no se esté bien sino porque me encuentro totalmente sólo. Hay mucha diferencia entre entrenar en una piscina en una calle, y dos calles al lado hay mujeres de 60 años haciendo ”aquagym” y al otro lado, niños de cursillos, que estar en una piscina en la que todos los nadadores son profesionales y donde tengo rivales que están nadando al mismo nivel que yo y que automáticamente empuja el uno al otro hacia delante”.

Wildeboer, el mejor nadador español del momento (quedó octavo en la final de 100 espalda), se irá de España a entrenar fuera. Como en su día hizo Martín López-Zubero. Aquí llegan las olimpiadas y todo dios quiere medallas, medallas. El cómo se buscan la vida los deportistas los siguientes cuatro años, a la gente le trae al pairo. Realmente es milagroso que consigamos estar en unos juegos olímpicos en muchas disciplinas, porque los problemas de financiación, de patrocinios estables, de muchos clubes españoles, son la realidad del deporte más allá del fútbol y baloncesto. Recuerdo que en mi isla, cantera brutal de muchos deportes, había equipos de balonmano- de lo mejor de Europa- que no podían competir por falta de apoyo económico. Y mientras, los niñatos del fútbol- que no metían ni una- siempre estaban arropados por todo dios (instituciones, empresas, afición). Quizás de ahí puedan entender la rabia que siento hacia el fútbol masculino de élite. Es una cuestión de márketing, de potenciar un deporte. Y si no, basta mirar el tirón de la Fórmula 1. Hasta hace unos años, ¿cuánta gente seguía este deporte en España?

En Estados Unidos tienen tantos buenos deportistas no sólo porque son un porrón de gente (aunque ni de lejos como en China), sino porque se toman el deporte muy en serio. Desde pequeños/as hay apoyo, se incentiva, se potencia, se beca. Yo tuve varios deportistas en mi clase y eran muy exigentes con ellos si querían seguir con sus becas. Estudiaban y entrenaban muy duro. De ahí sale cantera.

Si quieres tener deportistas de élite de muchas disciplinas, hay que abonar la base. Y aquí, excepto fútbol y un poco de baloncesto en algunas ciudades, me dirás. Lore y yo estamos pensando en hacer una wija para ver si así nos enteramos de dónde carajo jugar al bádminton en Valencia. Si es que hay alguna cancha pública (el Ayuntamiento dice que sí en sus webs deportivas, ¡pero es mentira! llamen y comprueben).

Y ya para terminar en lo paranormal, aún sigo impactada con un comentario que hizo el último periodista del día que cubre los Juegos. Y eso que han pasado ya dos días. Es un señor con un salero impresionante y con un equipo de redacción que se sale (sí, estoy siendo irónica). Estábamos tiradas en el sofá (deporte olímpico universal) viendo el resumen del día, en concreto, la prueba ciclista femenina. Y de repente, suelta el tío: “y por fin hemos resuelto el misterio de cómo hacen pis las ciclistas en carrera”, mientras salía la imagen de una cicilista recogiendo un bote del coche del equipo. Por un momento pensé que nos iban a sacar a la mujer meando y todo. Surreal. E indignante. Primero, porque jamás de los jamases he visto que en una retransmisión de este tipo hablen de apretones, meadas y demás. Y sobre todo, porque demuestra una ignorancia sobre el deporte femenino que tira pa’trás. ¿Acaso es la primera vez que compiten mujeres? Tío, ¿no te da vergüenza decir en alto que eres un ignorante? ¿Pero qué se toma esa redacción? Si les dejan, te enseñan cómo se cambian el tampón. En fin, el machismo tiene su faceta escatológica también.

Mañana escribiré sobre el comentario tan paco que le hizo un comentarista a María Escario en la ceremonia inaugural y cómo hubo un momento de tensión bastante gracioso. Vamos, que yo diría que le hizo un outing de los más tontos.

¡Y las chicas ganaron a Nueva Zelanda!!!!!

Read Full Post »

Bueno, las chicas del basket español se estrenaron pero con muchos nervios y bastante descontrol. Pueden jugar mucho, muchísimo mejor que lo que hicieron hoy. Eché de menos la garra, el liderazgo de algunas jugadoras, como Amaya, que estaba completamente desaparecida y que cometió errores destacables. Psicológicamente estaban derrotadas, ninguna de las veteranas tiraba con ilusión- sólo cabreo-y espero-estoy segura- que cambiarán el chip. Porque son muy buenas y aunque aún nos queda mucho para tener pivots a la altura de nuestras bases y aleros, eso no ha supuesto un freno hasta ahora. Me quedé muy contenta con la mallorquina, Torrens, y con el imparable desarrollo de Montañana (que vuelve al Ros, qué maravilla!!!!! Elisa, Laia, Anna, Amaya, Marina y las extranjeras!¿Vendrá nuestra alcaldesa a los partidos o aquí en Valencia sólo interesa el fútbol-masculino, claro?).

La verdad es que estoy disfrutando mucho de lo que he visto en estas olimpiadas. Desde las 8 y 15 gravitando en torno a la tele. Pero es que es un lujo: por una santa vez, el deporte tiene el lugar que se merece. Porque ante el imperio del fútbol masculino en nuestro país, pocas modalidades reciben el apoyo y el respeto que merecen. Un respeto por los y las atletas, que para mí es indescriptible. Esa disciplina, ese coraje, ese afán de superación… Me he emocionado tanto con la cara de la victoria del ciclista Samuel Sánchez como con la impotencia de la joven esgrimista Araceli Navarro, quien pedía desesperada que por favor le colocaran el hombro en su sitio para seguir compitiendo. Algo podrían aprender los niñatos mimados del fútbol de élite de estos deportistas (remo, badminton, esgrima, etc. etc.), desconocidos/as para la mayoría de los españoles, que sin sus astronómicos sueldos- a veces, teniendo que compaginar el trabajo en cualquier sitio con el entrene- nos permiten recordar qué era esto del deporte y por qué es tan maravilloso.

En fin, a seguir disfrutando. Espero con ilusión más partidos de basket y ver prontito a Carla Suárez. Si algún día llego a tener bastante dinero- a este ritmo, no sé yo- me encantaría poder invertir en el deporte base, sobre todo femenino, que lo tenemos más crudo. Y ya que estamos, ¿alguien sabe dónde se puede jugar al badminton en Valencia? Me encanta ese deporte, pero no encontramos donde practicarlo.

Read Full Post »

Resulta difícil sacar adelante lo público en la tierra de los faraones, o sea, el País Valencià. Hace unas semanas, eran las universidades las que daban la alarma: a puntito de la suspensión de pagos. Y ahora, las federaciones deportivas. Algo normal, porque la vaca da la leche justa. Y si en vez de usarla para alimentar a la población la usamos como prebenda a magnates varios (dícese Ecclestone-Fórmula 1-, Michel Bonnefous-Copa del América, el Vaticano, entre otros), pues es lo que pasa.

La política de los llamados “grandes eventos” me parece un “gran error”. Sobre todo porque no hay equilibrio y por cómo está concebida. ¿Cuántos grandes eventos celebran al año ciudades como Madrid o Barcelona? ¿Cuántos parques temáticos con fondos públicos abren? ¿Cuántos eventísimos- a lo Sara Montiel- hemos tenido que sufragar los valencianos/as (yo ya soy medio valenciana)? ¿Qué precio hemos tenido que pagar para que determinados empresarios hagan cuajada con nuestra leche?

Yo soy de letras puras y no pretendo dar lecciones a nadie. Pero como ciudadana me planteo que otro modelo de inversión pública es posible. Porque están jugando con nuestro dinero. Y lo sensato es hacerlo como en casa, sabiendo qué dinero seguro te entra al mes (o al año). Primero, se pagan los gastos fijos. Se intenta que esos gastos fijos sean lo más justos posibles- así que tanta fundación sospechosa de amiguismo, tanto viaje absurdo, tantos becarios pijos del IVEX, tanto derroche- fuera. Se estudia qué gastos extra hay que ir pagando, mirando además hacia adelante, para que luego no nos pille el toro. Y ya luego, con lo que sobra, inviertes. Claro que hay que invertir, pero como dice sabiamente mi madre, “en la boca hay que echarse sólo lo que una puede revolver”. Si no, te ahogas. Pero aquí, en la tierra de los faraones, se hace al revés.

Primero se invierte. Cuanto más grandioso y costoso, mejor. A lo cristiano viejo. Apariencia, apariencia. Luego se sigue gastando. Un viaje aquí, un hazte una cafetería para los diputados de lujo. Esas cosillas. Y entonces, ya miramos los gastos fijos. Como es normal en esta vida, la vaca tiene la leche justa, y en este punto ya no queda para todo, así que cuando la gente empieza a tirarse de los pelos porque el dinero público que les corresponde no llega a tiempo (directores de instituto que pagan la luz del centro para evitar que la corten, pisos tutelados de personas que viven con VIH que piensan ya en cerrar, rectores a punto de suspensión de pagos, deporte base que no tiene con qué pagar un gasto más, beneficiarios de la ley de autonomía personal que no ven un duro, etc. etc. etc. etc. etc. etc. etc.), llega la denuncia mediática y ¿solución? Pedirle leche al usurero. Total, como las comisiones las pagamos nosotros, ¿qué más da? La gente les vota igual. Y ni hablamos de quienes directamente se quedan fuera del sistema.

Aunque nada dura eternamente. Hoy leo con satisfacción que 300 personas han sido detenidas en EE.UU. por haber jugado con el sistema y montar todo el tinglado de las hipotecas basura. Algún día, cuando haya una alternativa sólida (y en eso miro con dureza a la izquierda valenciana), quién sabe, igual mandamos a los faraones al desierto. Pero no se preocupen, que no nos olvidaremos de ellos. La deuda gigantesca que nos dejan por herencia será todo un recuerdo.

Read Full Post »

Older Posts »