Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘EE.UU.’

“Una de mis mejores amigas de los últimos 30 años es lesbiana. Y la quiero mucho (..) Ella no es mi `amiga gay´ sino una de mis mejores amigas. Y lo es a pesar de haber tomado una elección que yo no hubiera hecho”,

Aquí estoy, en este lunes tan bonito, releyendo las declaraciones de la señora Palin sobre sus amistades lésbicas. Alucinando, claro. Tratando de averiguar exactamente qué quiere decir tan notable persona.

En primer lugar, de ser cierta esta afirmación- y no una estratagema de sus asesores- podríamos extraer grandes conclusiones.

1. Lo magnánimas que podemos ser las bolleras.

Porque si no, ¿cómo carajo puede una lesbiana ser amiga de alguien que se opone a su igualdad, a su dignidad, alguien que lucha enconadamente para que las lesbianas sigan siendo ciudadanas de segunda o tercera? Tenemos un corazón grande, a veces demasiado. Porque permitimos que algunas personas que nos rodean nos machaquen la autoestima, nos humillen y nos denigren. Porque les queremos. Igual deberíamos reflexionar sobre determinados amores, porque tal vez lleguen a perder su sentido si buscan nuestra destrucción.

2. La elección de la amiga bollera de Palin.

Ahí me surge una enorme duda. Además de partirme de risa con el término elección, como si nuestra orientación sexual la compráramos en el mercadona:

“Me pone tres lonchas de queso y cuarto y mitad de lesbianismo. Light, por favor.”

Me planteo lo siguiente: ¿qué es lo que no habría hecho la amiga de los renos? ¿ser lesbiana o ser una lesbiana visible? ¿O ser amiga de una lesbófoba enfermizamente destructiva como es ella?

Intuyo que nos quedaremos con la duda. Por si acaso, le recomiendo a la hipotética amiga bollera de Palin que no vote a su querida amiga, por su bien y por el de millones de lesbianas norteamericanas.

Realmente hay amistades peligrosas. Y tanto.

Anuncios

Read Full Post »

Ayer fue un día muy especial (¡gracias por las felicitaciones!), pero la vida tiene sus cosas y no pude celebrarlo con mi niña. Me tuve que ir a Madrid, desde donde escribo (¡gracias, Mamen!!), para asistir a una reunión muy interesante que me gustaría mencionar (mañana tengo reunión activista con mis compañeros de la FELGTB).

El Ministerio de Igualdad convocó a decenas de colectivos de mujeres que están luchando por la igualdad entre hombres y mujeres. Y ahí estuvimos presentes ondeando (metafóricamente) la bandera del arcoiris. La verdad es que me quedé contenta. Expresé la necesidad de apoyo específico que tenemos las lesbianas, bisexuales y transexuales y me gustó la respuesta de la ministra: “Doble discriminación, doble compromiso”. Fueron tres horas intensas de reunión y la verdad es que me sorprendió gratamente la ministra Bibiana Aído. Toca seguir ahí, haciendo activismo concreto.

La pena es que no todas las mujeres que estan en el poder luchan por la igualdad. Como la candidata estadounidense Palin. A esa señora que se autodefine como un pitbull pintada con lapiz de labios (por favor, que no gane!!!!), que rece todo lo que quiera para “convertirme” pero que a mí lo de ser bollera no me lo quita nadie. Si no tiene otra faena y le hace ilusión, pues nada, cada cual tiene sus aficiones. Contar arena, sacar agua del mar media horita todos los días … Pero lo que me pregunto es cómo se puede ser homosexual en Estados Unidos y votar a esta señora. Es como ser judío y apoyar a un candidato antisemita. Algo tremendamente absurdo. Y triste.

Este mundo es tan incomprensible…

Read Full Post »

Sí, yo también he pensado siempre que esta rica joven era más simple que un botijo sin asas. Pero mira tú por donde, me ha hecho reír un buen rato en esta calurosa mañana (son las 9 y ya hace un calor…). Punto para ella, porque el video que le ha hecho al McCain (sí, el que quiere ser president, como el queso), tras usarla en un video contra Obama, no tiene desperdicio. Inserto los dos, el del desesperado McCain y la respuesta de Paris.

Read Full Post »

Sí, lo reconozco. Soy una ratona de biblioteca (qué raro suenan algunas frases populares en femenino). Soy feliz perdida entre miles y miles de libros. En las bibliotecas que había en el campus norteamericano- donde pase dos de los años intelectualmente más ricos de mi vida- podía pasarme horas y horas tirada en los suelos de moqueta rodeada de volúmenes. Como estudiante de posgrado, no tenía límites para llevarme a casa todos los libros que considerara necesario (que solían ser los que mi cuerpo y el de mi hermana podían cargar). Y lo aprovechaba. Encontrabas lo que buscabas. Y lo que no, lo traían de otras universidades. No son tontos por allá y saben que su motor fundamental como país reside en las universidades. Algo que aquí, en este extremo europeo, sigue siendo una quimera frustrante.

Pero hoy no quería descargar mi tristeza sobre el sistema universitario español, sino confesar ante este escenario virtual mi pasión por los libros. Aunque, curiosamente, ahora leo menos que nunca. Pero sé que es una excepción, y que más pronto que tarde volveré a perderme entre tinta.

Libros. Cómo explicar su importancia en mi vida. Fueron mi guía, el espejo en el que pude aprender, el único donde mirarme. Las librerías de barrio, las bibliotecas municipales, mi refugio donde conseguirlos en la adolescencia.  En mi casa los muebles eran los de siempre, pero abundaban los libros por doquier.

Los libros siguen presentes en mi vida, aunque quizás de otra manera. El ensayo ocupó el trono de la narrativa y aún sigue la lucha abierta por ver si lo reconquista. Difícil, no obstante, porque cada vez me resulta más difícil encontrar narrativa que me enganche. Estamos en la era de la pluma fácil, de la melodía prefabricada (salvo excepciones, por supuesto). ¿Acaso ya no nacen Virginias Woolf o Marguerite Yourcenars? Igual sí, en este mundo virtual y no en el editorial. No lo sé, dímelo si me equivoco.

En fin, vuelvo a lo que estaba, que me pierde escribir…

Read Full Post »