Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘religión’

canizaresCómo cuesta aceptar el cambio. También se entiende: cuando te pasas milenios cortando el bacalao sientes que el universo entero cae porque te han quitado el cuchillo de las manos.

La maravillosa diferencia es que el cuchillo no ha pasado a otras manos, sino que ha caído al suelo. En la España del siglo XXI puedes tener la confesión religiosa que quieras y nadie te va a pasar por la hoguera por no comulgar con x credo. O no tener ninguno.

Así pues, donde el señor Cañizares- el portero no, el otro- ve una sociedad enferma, yo veo una sociedad libre. Y quizás ahí resida el quit de la cuestión: para un señor como el arzobispo de Toledo, libertad=enfermedad. Hay gente cuyo esquema mental, el marco que diría George Lakoff, precisa un sistema autoritario, vertical, con símbolos muy claros. Si se tocan es que el cielo va a caer sobre nuestras cabezas.

Por eso no entienden que quitar un símbolo de una confesión religiosa de un espacio público de un Estado aconfesional como el nuestro no es más que respetar la convivencia de los distintos credos y de quienes no profesan ninguno. Llamarle a eso cristofobia denota una estrechez de miras tremenda, de no entender que los privilegios no son derechos. Y por supuesto, una prepotencia bárbara que me hastía enormemente (no puedes existir fuera del credo católico).

No obstante, si no fuera por el CV de la jerarquía institucional de la Iglesia católica (otrora tan cercana a la tortura y la represión más brutales), sentiría hasta lástima por unos señores incapaces de aceptar que el mundo, su mundo también, se mueve. Incluída su propia base, que tanto respeto. Que el miedo medieval ya no vende. Que la competencia religiosa es tan brutal como el movimiento de capitales en este mundo globalizado. Que mucha gente, creyente o no, está harta de tanta represión, de tanto miedo. Y que esta jerarquía católica o se viene a vivir al siglo XXI o poco a poco seguirá perdiendo su poder. Que sigue siendo mucho, muchísimo, pero ni la sombra de lo que un día oscuro llegó a ser.

Read Full Post »

Haría falta cuatro blogs para explicar las causas de la histórica obsesión del patriarcado por controlar, dominar y excluir a las mujeres de los espacios públicos. Hoy, los mayores herederos de semejante causa son los sacerdotes de la mayoría de las religiones más poderosas. Deben estar con un sin vivir impresionante. Ya vimos el otro día en Madrid cuál era su concepto de paridad. Creo que si algo une a los líderes de dichas religiones es precisamente el rechazo a la igualdad real de las mujeres y de las minorías sexuales. Qué ilusión, gracias a mi ser bollera y mujer contribuyo doblemente a la hermandad institucional religiosa planetaria.

Hoy nos desayunamos con que los señores clérigos de Yemen vetan que las mujeres puedan ser diputadas en su país. Recomiendo el artículo de El País, porque pone los pelos como escarpias. Es como entrar en Parque Jurásico y ver cómo piensan los dinosaurios. Y al igual que en la interminable saga, estos dinosaurios están fuera de control y hacen daño, mucho daño.

“Advertimos de que abrir la puerta a las mujeres significa que saldrán de sus casas y se mezclaran con hombres”, reza un opúsculo distribuido durante la conferencia. “Si salen de sus hogares y coinciden con hombres en los lugares de trabajo, surgirán relaciones al margen del matrimonio, situaciones indecentes, adulterio e hijos ilegales”.

Quieren que las mujeres no puedan tomar taxis solas, que hombres y mujeres puedan ir a la cárcel por estar a solas si no son familia… Lo siento, esto no es diversidad cultural. Entiendo que los europeos no podemos ir imponiendo al mundo nuestros criterios de justicia e igualdad, pero no puedo respetar estos criterios. Está claro que quienes deben liderar su libertad son las mujeres yemeníes y lo están haciendo. Más peliagudo me resulta abordar este tema dentro del país en el que vivo. Porque también asumo que son las mujeres musulmanas quienes tienen que tomar las riendas de su empoderamiento. Pero preocupa leer que en Valencia los dirigentes de una comunidad islámica han decidido que sólo los hombres pueden ir a rezar a una mezquita del barrio de Rusafa. Aunque lo más surreal es la justificación: “son ellas las que deciden no acudir”. Eso sí, que no hablen mucho en la COPE del tema, que bastante machismo toca barrer en los templos católicos. Que no vengan a escandalizarse en otros de lo que ellos toleran y promueven a diario.

Read Full Post »

Este mundo nunca deja de sorprenderme, la verdad. Es realmente curioso ver a los representantes de diferentes organizaciones religiosas de todo el planeta reunidos en Madrid estos días. Por supuesto, maromos todos. ¿Mujeres? Sí, claro. Acompañando, sirviendo, callando. Pone los pelos de punta. Semejante condensación de machismo y homofobia en un solo edificio. Claro que habrá matices, pero hoy por hoy, en esas paredes, se están juntando representantes de las maquinarias institucionales más represivas para la población LGTB y para las mujeres en general que gobiernan el planeta Tierra. O de quienes las alimentan con palabras llenas de odio y rechazo, palabras que incitan a matar, torturar, apredear, atormentar a quienes buscan la libertad, su libertad.

Ojalá los efluvios de libertad que disfrutamos aquí consigan abrir tantas mentes atrapadas en el túnel del tiempo. Que alguien saque a esos insignes representantes a pasear por las calles de Madrid, aún caliente de las vibraciones intensas del Orgullo, y que puedan respirar todas nuestras energías, nuestro placer, nuestro orgullo, nuestra felicidad, la de nuestros hijos/as, amigos/as, amantes, familiares, … Quien sabe, quizás estos señores tan homófobos y machistas se lleven a su tierra partículas de igualdad impregnadas en su ropa, en su nariz, en sus manos. Y que sin saberlo, llegue a su cerebro y poco a poco dejen de propagar tanto odio, tanta discriminación, tanto dolor.

Quién sabe, quién sabe…

Mientras tanto, sigamos protestando, luchando, peleando para que los derechos humanos sean una realidad para toda la población de la Tierra. Para que en nombre de ningún dios o creencia, amar pueda convertirse en una condena a muerte.

Read Full Post »