Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘salud’

Pues sí. Mira qué es listo, y que poco le escuchamos. Hace unos años descubrí que me gustaba coleccionar piedras en la vesícula. Me dio una molestia y como resultado, me hicieron una eco, creo recordar, que mostraba a mis amigas redondas. El brillante estomatólogo me dijo que me quitara la vesícula- ni una palabra sobre hábitos, dietas, etc- y que comiera “quesos caros” (esa fue su respuesta a mi pregunta sobre qué comida podía comer y cuál no). Evidentemente, fui a otro doctor que me recomendó no quitarme la vesícula, que era joven, y que yo misma- sabiendo qué producía las piedras (al fin alguien me lo explicó)- controlara lo que comía.

Lo más cachondo de todo es que caí en la cuenta de que llevo toda la vida digiriendo la grasa fatal y que nadie, en 33 años, cayó en la cuenta. De bebé ya tenía gases, dolores que me acompañaron toda la vida hasta que por una apuesta, me hice ovolácteovegetarianaatunera (lo siento, sin pescado no puedo vivir). Y esos dolores, esas malas digestiones, desaparecieron. Resultó que los gases eran un síntoma de los cólicos biliares. Y ahora me doy cuenta. Tiene tela.

Yo nunca tuve problemas para comer, pero había alimentos que no soportaba (las naranjas, la yema) y otros que digería como una serpiente (recuerdo que una vez, al levantarme, aún estaba con el regusto del filete que había comido 18 horas antes). Pero como no venimos de una cultura que sepa escuchar al cuerpo, yo hacía como el resto. Tragar (mi parte y las sobras de mi hermana, que tengo mucho trauma con que se tire comida-lo estoy superando!). Y luego, venga cólicos. Bueno, no, gases.

¿Realmente hemos avanzado? Nos metemos pastillas para que el cuerpo no nos diga lo que estamos haciendo mal. Gastamos millones y millones en medicamentos que quizás no nos harían falta si escucháramos a nuestro cuerpo, si aprendiéramos a comer lo que necesita, si supiéramos parar y cuidarlo. Si por mí fuera, pondría un/a nutricionista y un/a psicólogo/a en todos los centros de salud de este país. Para cuidar el cuerpo y la mente. ¿Se imaginan? Me convertiría en la amiga de las industrias farmacéuticas.

En fin, si algún día lee esto algunos de los médicos que me mandaban a volver comer carne “para tener una alimentación equilibrada”- y yo pasando, evidentemente-, a ver si aprende. Que podemos vivir sin carne- quien quiera, claro. Y a los del anuncio este tan garrulo, ya les vale. Lo último que le queda a la industria jamonera: reírse de los/as vegetarianos. Buena señal, debe ser que algo está cambiando en nuestras mentes omnívoras. A mí aún me queda mucho camino para cuidar a este cuerpo con el respeto que se merece… En ello estoy.

Read Full Post »

Escribo desde Madrid. Ayer presentamos el informe de salud de lesbianas y bisexuales elaborado por ILGA y que la FELGTB va a distribuir en América Latina y España. Fue muy interesante, muy enriquecedor para mí. La salud es una de nuestras prioridades: sin salud, los derechos sirven de muy poco. Pilar Roca aportó su experiencia como ginecóloga, y Patricia Curzi, de ILGA, nos explicó cómo surgió este proyecto y cómo lo llevó a cabo. Resulta alentador ver tantas experiencias creadas a lo largo del planeta. Las chicas de Lesbian Lips querían subir la mesa redonda grabada a la red, ya les aviso.
Mañana a Sevilla, a vivir las Jornadas de Cultura Lésbica organizadas por DeFrente. La cultura, otro gran campo que disfrutar y recorrer. Miren el programa, porque es también interesante.
Y claro, recordar el finde vivido en Donosti en las III JOrnadas de Políticas Lésbicas de la FELGTB. Quiero dar mil gracias a las chicas de GEHITU por su esfuerzo, su tesón, su trabajo. Desde el voluntariado han montado unas buenas jornadas que espero hayan cubierto las expectativas de quienes asistieron. Creo que han sido un paso firme hacia ese 2008 de visibilidad lésbica que cada día vemos más cerca. ¡Que se lo digan a Jodie Foster!

Read Full Post »